La evaluación, un elemento clave en la Educación Primaria

4.gif

   ¿No entiendes bien el boletín de notas de tu hijo? ¿Las notas de los niños de Primaria son menos importantes que las de los mayores? Piensa que lo que ocurre en los primeros años de vida tiene una importancia educativa decisiva y las notas o informes que recibes te están informando sobre los logros de tu hijo.

   Evaluar es emitir un juicio de valor sobre el rendimiento, las habilidades o la conducta del escolar. No es, por supuesto, una valoración aventurada, sino el fruto de unas estrategias específicas de evaluación.

   En un pasado no muy lejano la evaluación escolar servía para juzgar al alumno. Como fruto de ese juicio se determinaba si valía para estudiar y si era trabajador o no.

   La evaluación formativa

   Actualmente la función de la evaluación ha cambiado de manera radical. No se trata de valorar el grado de competencia de los niños, sino de descubrir el tipo de ayuda que necesitan para lograr el máximo nivel de competencia posible. No es el final del proceso educativo sino que es una parte fundamental de dicho proceso. Por medio de ella, al valorar el progreso de los niños, se valora también su motivación, sus dificultades específicas y la eficacia de los procedimientos de enseñanza utilizados.

   Los datos obtenidos de la evaluación aportan la información necesaria para reconducir el proceso educativo hacia cotas de mayor éxito. Por eso actualmente se habla de la evaluación formativa, no como una nueva forma de hacer exámenes, sino desde la idea de que la evaluación ha de tener siempre una finalidad educativa, que ayude al niño a aprender con más eficacia.

   Quizá una metáfora pueda ilustrar mejor la idea de evaluación formativa.

   Imaginemos que el proceso educativo es como una gymkhana y que la meta es la formación que deseamos para él. El juego consiste en lograr determinadas cosas que luego se han de acreditar en un primer control y, tras ello, se dan las instrucciones necesarias para superar el segundo control. Luego se dirigirán a un tercero, cuarto y así sucesivamente hasta llegar a la meta. Estas instrucciones serán tanto más precisas cuanto más dificultad encontró en el primer control. Además, durante la prueba, desde un helicóptero se ofrece al participante ayudas puntuales para que logre superar los obstáculos.

   El objetivo final no es, a diferencia de las gymkhanas tradicionales, averiguar quién llega primero con las acreditaciones necesarias, sino lograr que lleguen todos lo antes posible y con el mayor número de acreditaciones.

   Cómo se evalúa a los alumnos

   Conviene precisar qué se ha de evaluar y qué procedimientos deben utilizarse.

   ·Se ha de evaluar si ha logrado los aprendizajes previstos y cómo ha conseguido aprenderlos. En otras palabras, qué ha aprendido y cómo lo ha hecho. Será tanto o más importante que saber lo que ha aprendido, conocer las dificultades que tuvo para aprenderlo, la ayuda que necesitó, el tiempo que invirtió, los materiales que usó, etc. El qué y el cómo orienta al profesor sobre el siguiente qué y cómo.

   ·Los procedimientos de evaluación adecuados son las pruebas específicas de evaluación y la observación sistemática. Una permitirá la obtención de datos sobre cómo aprende y las otras la cantidad de aprendizajes que ha logrado.

   Entonces, ¿no hay exámenes?

   Si y no. No hay exámenes en el sentido tradicional, trágico y angustioso de la palabra. Pero sí los hay en el sentido de demostrar que sabe algo o que sabe hacer algo de manera autónoma y sin ayuda. Actualmente es más común llamarlos “controles” o “actividades de evaluación”. El profesor cada vez que desea confirmar el grado de dominio sobre un aprendizaje, realiza un “control” que puede ser oral (una prueba de lectura), escrito (resolución de problemas y operaciones) o práctico (demostrar cómo es capaz de controlar la pelota para realizar botes sucesivos mientras camina).

   La evaluación, además, ha de revestir la forma de “evaluación continua”. No hay que confundir este concepto con hacer exámenes continuamente. Se refiere más bien al hecho de considerar no sólo los datos obtenidos en los “controles” o “actividades de evaluación” finales, sino todos los obtenidos a lo largo del curso.

   Los informes de evaluación que recibimos en casa

   Los datos obtenidos en la evaluación deben ser conocidos por las personas implicadas en la educación del niño. No sólo serán útiles para el profesor sino también para los padres y para el mismo niño.

   Naturalmente que la información ha de adaptarse al destinatario. Así por ejemplo, no tienen una gran utilidad formativa para los niños pequeños los informes de notas que recibimos en casa, en cambio es muy útil para ellos recibir abundantes mensajes que les confirmen que están haciendo bien las cosas.

   En cambio, para los padres son convenientes informes de evaluación periódicos y escritos complementados con entrevistas personales con el tutor.

   Los informes escritos tienen la virtud de que son una información que puede compararse más tarde con un segundo informe y valorar los cambios. Para que sean eficaces deben incluir datos sobre el grado de aprendizaje conseguido en las diferentes áreas e incluso en los primeros cursos de Educación Primaria especificando su nivel en lectura y escritura. No deberían quedarse en frases como “progresa adecuadamente” (que no indica grado), ni tampoco otras como “consigue entender textos breves”. En ambos casos no nos informaría sobre si los aprendizajes realizados corresponden a lo que cabría esperar para un niño de su edad. Será mucho más útil si se califican con calificativos como aceptable, muy bien, excelente u otros similares.

   Pero dichos informes serían absolutamente incompletos y en nada útiles si no informan además sobre cómo aprende nuestro hijo. En algunos informes se incluyen calificaciones sobre los procedimientos que usa y sobre su actitud frente al trabajo y hacia las diferente áreas.

   Finalmente deberían aportar información sobre el modo de relacionarse de nuestro hijo con las personas con las que convive y con las cosas.

   Como la evaluación tiene una intencionalidad educativa, es necesario que los informes se distribuyan a lo largo del curso como mínimo uno por trimestre complementados con otras tantas entrevistas personales con el tutor. Sólo así tendremos los padres ocasión de usar los datos de la evaluación para influir en su educación.

   La evaluación así entendida nos proporcionará criterios para valorar el centro educativo y para poder tomar decisiones sobre adaptaciones curriculares que pueda necesitar nuestro hijo. No hemos de olvidar que la evaluación es la que orienta el aprendizaje y aporta elementos de juicio para valorar el éxito o el fracaso de los chicos. Por ello, dada su trascendencia, no sería en absoluto descabellado valorar las estrategias de evaluación como un dato importante a la hora de elegir un centro educativo para los hijos.
   José María Lahoz García.- Pedagogo (Orientador escolar y profesional), Profesor de Educación Primaria y de Psicología y Pedagogía en Secundaria
   Con la autorización de: www.solohijos.com

Otros temas relacionados:
Evaluación del programa 
Evaluación de los alumnos 
Otros artículos sobre la DIDÁCTICA 
Enviar a un amigo

About these ads

13 respuestas a La evaluación, un elemento clave en la Educación Primaria

  1. Johnny C Delgado dice:

    Lunes, 11 de Agosto de 2008

    Buenas noches..

    Tengo una pregunta, y es la siguiente.

    ¿Cuáles son los elementos fundamentales para realizar una evaluación?

    Quedo en espera de una respuesta, y de antemano muchas gracias.

    Att. J C Delgado

  2. lorena barrera meza dice:

    hola soloquiero saber mas sobre evaluacion de los alumnos por favor GRACIAS

  3. yenny rosa dice:

    hola primeramente quiero decir que es necesario que se tomen en cuenta temas como estos ya que estamos en un periodo de tiempo que las personas necesitan consientizarse mas sobre estos temas ,tambien quiero que se llebe ha cabo una serie de medidas en las cuales las personas se nutran mas de este tema. grasias!!!.

  4. norma elena linaldi aguirre dice:

    felicidades por sus aportaciones sobre evakuacion

  5. yo voy a presentar una evaluacion grupal de talento humano y no se como va a iniciar el instructor por favor demen una orientacion como alumna ya que es la primera vez que esto me sucede, ademas estoy en estudios ya adulta por que no tuve oportunidad de hacerlo en mi adolesencia, le agradezco su informacion o su colaboracion
    gracias

  6. aramo dice:

    Hola Ena Luz:
    Te podemos ofrecer un a serie de artículos de didáctica que te pueden servir.

    http://aramo.wordpress.com/?page_id=41

    Arturo Ramo

  7. isabel dice:

    Necesito que alguien me explique. Mi hija de sexto de primaria el curso pasado ya suspendio 4 asignaturas, las que se consideran mas importantes. Los profesores siempre me han dicho que es vaga. Este trimestre ha estudiado si bien es verdad que protestando obligandola yo. Los controles ninguno ha bajado de 7 en ninguna asignatura. Y me ha suspendido 4 asignaturas y en matematicas que en los controles ha sacado entre. 7 y 9 de notas la profesora diga que necesita apoyo. No entiendo nada. Bien que le bajen la nota por vaga, por no trabajar pero los deberes los lleva hechos, saca esas notas en los conttroles y suspende? Estoy preocupada la verdad. Alguien experto me puede explicar?

    • aramo dice:

      Hola Isabel:
      Para conocer mejor las razones de la evaluación lo mejor es hablar con los profesores del colegio y contrastar opiniones.
      ¿Podría mejorar sus técnicas de estudio?
      Aquí hay información:
      http://www.aplicaciones.info/utiles/tecnicas.htm

      Un saludo de
      Arturo Ramo

      • isabel dice:

        Gracias arturo. Lo hare en cuanto comience el nuevo trimestre. Aunque sigo sin entender ese bajon de notas que no refuerza en absoluto. Que debo hacer? Reñirla? Castigarla? No se que actitud tomar. Puede convertirse en un fracaso escolar? El curso pasado suspendia pero no sacaba esas notas en los controles un 6 era lo maximo

  8. isabel dice:

    Tengo un problema mi hija siempre ha sido muy vaga con los estudios. Ahora esta en sexto de primaria, el pasado curso suspendio 4asignaturas. Este trimestre ha ido sacando en los controles de todas las asignaturas notas entre 7 y 8. Aun asi ha suspendido 4 asignaturas excepto ingles que la cuesta(es bilingue) no entiendo como con esas notas la han bajado tanto como para suspenderla es posible? En matematicas incluso la tutora dice que necesita refuerzo. Como una niña que necesite refuerzo puede ser capaz de sacar notables en los controles? Estoy preocupada ya no por si repite sino por si se convierte en fracaso escolar. Es muy vaga pero protestando y obligandola ha estudiado y llevado los deberes hechos

  9. Carolina dice:

    Me ha parecido muy interesante su información. Tengo un niño de 6 años que cursa 1 de primaria, y por más que intentó comprender los criterios de evaluación de su profesora no lo logro. Según ella, y yo misma lo veo, no tiene ningún problema de aprendizaje, es un niño que capta con facilidad las explicaciones, ha aprendido con rapidez todos los contenidos que ha dado hasta ahora, leer, sumar con llevadas, restar, resolver problemas, …. Etc…. De hecho en la entrega de notas se me han enseñado los exámenes, porque así los llama la profesora, y todos son con buenas notas, alguno 6,5 y la mayoría 7, 8 y hasta 9,5 en inglés. Trabaja mucho en clase, y le marcan bastantes deberes, pero el problema es el siguiente, a pesar de las buenas notas en los exámenes, la profesora le pone en las notas todo suficiente, Dice que le falta aprovechar más el tiempo, que se distrae y que tiene que estar pendiente de el para que acabe las tareas. Se le ha empezado a hacer pruebas para descartar que sea hiperactivo o déficit de atención, y el test de la profesora sale que no lo es, aunque sigo pendiente de que lo valore la especialista. Pero digo yo, que si no estuviera atento o fuera vago no tendría terminados todos los deberes y tareas que le marcan, y tampoco haría tan buenos exámenes. Alguien puede darme su opinión? Muchas gracias.

  10. aramo dice:

    Hola Carolina:
    Parece que tiene un niño de seis años con problemas. Podría hacer los ejercicios interactivos de Aplicaciones didácticas. Esto suele ser muy motivante para los chicos.
    http://www.aplicaciones.info
    Un cordial saludo de
    Arturo Ramo

    • Carolina dice:

      Muchas gracias por responderme tan rápidamente. Yo no creo que mi hijo tenga ningún problema. Si veo que es un niño muy vivo, que tiene mucha energía, pero cumple con lo que se le pide, hace sus tareas y aprueba todos los controles con muy buena nota. Pienso que castigar a un niño porque su forma de ser no sea la que la profesora espera no tiene que ser bueno, mientras el niño no falte el respeto o tenga una mala conducta, porque sea más desinquieto que otros no creo que deba castigarse tanto esta conducta, ya que cada niño es diferente, y los hay muy tranquilitos y otros que no lo son tanto, y la profesora debería entender eso, o es que queremos niños que se comporten como robots?? Que sean como adultos?? Son niños!!!! pero creo que hoy por hoy muy pocos profesores quieren molestarse, hay muy pocos que lo sean por vocación. Para que van los niños al colegio??? Para aprender no??? … Y se que hay muy buenos profesores, pero que se involucren realmente y les apasione enseñar a sus niños quedan muy pocos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 154 seguidores

%d personas les gusta esto: